Motor

VECTRIX, LA MOTO ELÉCTRICA MÁS VENDIDA DEL MERCADO

La moto eléctrica Vectrix ha superado con excelentes resultados su segundo año en el mercado español. Tanto es así que se ha convertido en el segundo vehículo eléctrico más vendido en nuestro país, con un total de 121 unidades en el mes de noviembre y una previsión, considerando los pedidos en curso, de 160 unidades para todo 2010. Estos datos corroboran el aumento de la concienciación de la sociedad sobre la importancia del uso de estos vehículos, que considera la moto eléctrica un medio de transporte disponible y real no sólo a nivel de flotas públicas y privadas sino también de manera creciente para clientes particulares.

Sus elevadas prestaciones y niveles de calidad, así como el prestigio de la marca – Vectrix es la empresa con mayor trayectoria en el sector, adquirida por la multinacional de baterías Gold Peak – la convierten en líder de ventas a pesar de la introducción de múltiples marcas asiáticas caracterizadas por sus bajos precios.

La previsión de ventas para el periodo 2011-2014 es de 4.000 motos. Estos datos concuerdan con el informe elaborado por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) que señala que sólo en Barcelona se espera vender 21.000 motos eléctricas entre 2010 y 2014.

El alto nivel de satisfacción de quienes prueban estos vehículos se muestra en la encuesta realizada el pasado mes de abril por Red Eléctrica de España, empresa reconocida a nivel mundial en transporte de electricidad y operación del sistema eléctrico, sobre el grado de aceptación de los empleados de la compañía en referencia a los vehículos eléctricos. Según datos de la encuesta, el grado de satisfacción fue del 87,6% en el caso de las motos Vectrix.

Las motos eléctricas Vectrix, totalmente silenciosas, se presentan como una alternativa real ante los vehículos de combustión, con unas prestaciones totalmente comparables a las motos de gasolina y con un ahorro enérgico del 90% con respecto a éstas. Los maxi-scooters Vectrix alcanzan una velocidad máxima de 110 km/h, funcionan con baterías que se enchufan a la red eléctrica convencional y permiten una autonomía de hasta 100 km. Esto supone un coste inferior a 0,40 euros en energía por cada recarga.

Este tipo de vehículos eléctricos implican, por tanto, no solo un significativo ahorro energético, sino también un importante ahorro económico que se refleja en una reducción de costes tanto por kilómetro como de mantenimiento. Los factores ambientales también tienen gran importancia, concretamente las menores contaminaciones, tanto ambiental como acústica.

Eolo Comunicación

Author Eolo Comunicación

More posts by Eolo Comunicación

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies