Comunicación

Una Navidad 2.0. De la postal al #hashtag

By 8 enero, 2014 No Comments

Las fiestas navideñas han llegado a su fin. Nos armamos de valor para recoger toda la decoración que acompaña a esta celebración anual: el árbol, las bolas y estrellas, el belén, y las felicitaciones… ¿las felicitaciones? ¡Si este año sólo he recibido una!

Recuerdo cuando los christmas aún se enviaban por vía postal. El proceso de ir a la tienda a seleccionar las tarjetas más divertidas y entrañables, el rato sentada delante de cada cartulina intentando pensar en un mensaje original y adecuado para cada familiar, amigo, compañero o cliente, el paseo a correos y la vuelta a casa o la llegada a la oficina para abrir nuestro propio buzón, esperando que mucha gente se hubiera acordado de nosotros ese año para poder llenar toda la mesa de postales navideñas.

Las grandes empresas felicitaban también a sus clientes a través de los medios de comunicación – televisión, radio y anuncios en prensa – , o enviaban los habituales christmas por correos repletos de buenos deseos. Las compañías más pudientes incluso repartían cestas navideñas entre sus mejores clientes o los regalos más creativos y originales.

Con la llegada de internet y del móvil esta tradición ha cambiado radicalmente. Primero aparecieron los correos con gif animados, los toques y los mensajes de texto, y hoy en día las felicitaciones se hacen a través de whatsapp, emoticonos o incluso #hashtags.

En este contexto, las compañías han debido adaptarse una vez más a la revolución de las nuevas tecnologías para tratar de hacer llegar a sus partners, clientes o proveedores la felicitación navideña más novedosa pero que contenga asimismo ese componente nostálgico que siempre caracteriza estos envíos.

La Navidad es un momento ideal para que las empresas puedan diferenciarse y destacar sobre la competencia a través de felicitaciones, regalos y propuestas. La creatividad cobra una especial importancia en este momento en el que las compañías no sólo aprovechan para felicitar las fiestas a sus compañeros de faena, sino para destacar valores como el compromiso, la gratitud, la confianza o la imaginación.

Normalmente, las entidades apuestan por servirse de las nuevas herramientas de las que nos dota internet, y es habitual recibir postales online y vídeos, algunos más simples y otros que nada tienen que envidiar a una película de Hollywood. En otros casos las empresas optan por romper con la tendencia, como es el caso de “Limón y Nada” que este año ha llevado a cabo una divertida campaña en la que hacía de la simplicidad su bandera y ofrecía como regalo navideño un palo. El denominador común de todas estas propuestas: la creatividad.

Y hoy, recordando cómo me reí al ver la felicitación de ese cliente en el que todos los empleados aparecían vestidos de Papá Nöel, las veces que reenvié ese vídeo espectacular que parecía un cortometraje, lo que me emocioné al recibir ese whatsapp tan especial o cómo quise salir pitando a comprarme un palo y una piedra, realmente me doy cuenta de que este año no me importa que el buzón esté vacío, porque las nuevas tecnologías nos han hecho llegar una nueva forma de lo más interesante a la par que entrañable de vivir la Navidad.

control_eolo

Author control_eolo

More posts by control_eolo

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies