Gestión empresarial

Sistema de exportación chino, ¿modelo importable?

By 22 noviembre, 2012 No Comments

La exportación para las empresas españolas se es está convirtiendo en una de las mejores salidas la difícil situación económica que se está viviendo. Muchas de ellas no lo toman como una opción sino como una necesidad, sin embargo, se encuentran con infinidad de problemas que condicionan alcanzar este objetivo.

Según el informe de Doing Business España está en la posición 44 del ranking mundial de facilidad para crear empresas y hacer negocios, por debajo de países como Letonia o nuestros vecinos portugueses.

Es evidente que nos queda mucho por andar en este punto: facilitar los trámites, reducir los costes de exportación y aprender a elegir los mercados donde nuestro producto pueda tener éxito. Además de animarnos a emprender el camino de la exportación, debemos trabajar desde dentro para conseguir que la propia administración nos facilite los trámites.

En el punto opuesto de la tabla Doing Business encontramos a China ocupando el puesto 16, y “la fábrica del mundo” continúa implantando nuevas políticas para favorecer la exportación.

El gigante asiático sabe que la exportación es uno de los puntos fuertes de su economía y en consecuencia trabaja para su mejora continua. Entre su nueva política de apoyo podemos encontrar como principal objetivo la reestructuración en las zonas orientadas a la exportación. China cuenta en la actualidad con seis tipos de zonas dedicadas a este fin: zonas francas, zonas de procesamiento de exportación, zonas francas de logística, zonas industriales transfronterizas, puertos francos y zonas francas generales.

La reestructuración de estas zonas implica mejorar la gestión por parte de las autoridades, con la simplificación de los procesos de despacho en las aduanas y actuando contra el contrabando y la evasión tributaria.

Además, esta nueva política de apoyo a la exportación pretende que todas aquellas empresas relacionadas con I+D, diseño y construcción de marcas, fabricación de componentes esenciales y logística sean introducidas en las zonas de exportación, ampliando así el catálogo de productos y servicios que ofrece el país al exterior.

Por otro lado, el gobierno chino ha tomado medidas puntuales para subsanar el mal momento del sector comercial, gracias a las cuales las empresas exportadoras chinas han quedado libres de pagar la supervisión aduanera hasta final de 2012. Esta decisión podría llegar a reducir los costes de las empresas del comercio exterior en más de 500 millones de dólares.

Dentro estas medidas se incluye la aceleración del proceso para la devolución de los impuestos a la exportación, la reducción de los gastos administrativos de las empresas, la disminución del coste financiación de las pequeñas y medianas empresas y un aumento de préstamos a los exportadores cualificados.

España no es equiparable a China, por volumen y tamaño, sin embargo medidas como el fomento de las principales formas de exportación, el apoyo a los nuevos sectores y la reducción de costes son medidas a tener en cuenta. Quizá si aprendemos un poco de esta filosofía china, el rumbo de nuestra exportaciones consiga un poco de viento a favor.

Articulo realizado por Adrián Díaz
Socio-fundador de SedeenChina

www.sedeenchina.com

berenice

Author berenice

Graduada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada superior en Edición en Medios digitales por el Centro Universitario Villanueva. Experiencia en organización de eventos y gabinetes de prensa. Interesada en el apasionante mundo del Community manager.

More posts by berenice

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies