Salud

No me copies

By 10 octubre, 2012 No Comments

China es conocida por crear copias de grandes firmas procedentes de Europa y EEUU, lo que supone un alto riesgo de copia de marca para aquel que está interesado en exportar un producto o un negocio a China.

Por ello, uno de los primeros pasos que debemos de dar cuando vamos a exportar nuestro producto a China o incluso fabricarlo, es realizar un registro de la marca y/o un registro de patente de nuestro producto, tecnología o proceso, que nos permitirá protegerlo contra posibles copias. En el caso de nuestra marca también será interesante realizar esta protección en chino, para ello hay que estudiar la pronunciación y localizar dentro de los ideogramas cuál se puede asemejar más a lo que nuestra marca quiere significar o el significado/fonética que puede llegar mejor al comprador chino.

Además nos asegurará que otra empresa del sector no registra nuestra marca y nos expulsa del mercado. Esta es una situación habitual cuando una empresa extranjera contacta con un agente para que realice la distribución del producto, pues algunos distribuidores registrarán dichas marcas y una vez la relación termine, la empresa extranjera se verá obligada a crear una nueva marca, logo, etc. para poder empezar su nueva andadura en China.

Algunos expertos en China pueden recomendarnos obviar esta problemática, pues un registro no puede asegurarnos que nuestra marca estará protegida y es recomendable evitar litigios con empresas chinas. Ciertamente, nuestra marca no estará 100% protegida con un registro, pero por supuesto estará un grado más protegida que otros productos sin registrar y nos otorgará una serie de derechos en un hipotético conflicto judicial.

Ante el miedo que nos supone a todos entrar en un litigio en un país extranjero, debemos diferenciar dos cuestiones: En primer lugar, la persona que nos aconseja no entrar en litigios renunciando a nuestros derechos, quizá no está lo suficientemente informada o no cuenta con ningún tipo de experiencia en estas situaciones; en segundo lugar, debemos tener en cuenta que China no es un país subdesarrollado, que el sistema judicial es efectivo y que nuestro contendiente tendrá los mismos miedos que nosotros. La determinación firme de nuestra empresa para entrar en el proceso judicial puede ser nuestra mayor baza para evitarlo consiguiendo los objetivos iniciales.

Otro paso importante es el registro del dominio, no siempre es fácil registrar un dominio en China y ponerlo “en funcionamiento” ya que existen restricciones para su utilización.
El alojamiento de la web en servidores chinos, utilización de cuentas de correo con sus dominios, nos acercará un poco más al consumidor chino.

Articulo realizado por Adrián Díaz
Socio-fundador de SedeenChina
SedeenChina

berenice

Author berenice

Graduada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada superior en Edición en Medios digitales por el Centro Universitario Villanueva. Experiencia en organización de eventos y gabinetes de prensa. Interesada en el apasionante mundo del Community manager.

More posts by berenice

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies