AlimentaciónSalud

MÁS DEL 85% DE LOS ESPAÑOLES CREE FALSOS MITOS Y LEYENDAS URBANAS

 

  • Personajes y productos muy populares, como los refrescos, son protagonistas de estas historias. Lo insólito, lo curioso y lo que tiene que ver con la salud, es lo más difundido.
  • Más de un tercio cree equivocadamente que Walt Disney está congelado o que las alcantarillas de Nueva York están pobladas de caimanes. En temas de salud, más del 80% cree que los alimentos están pensados para que duren varias semanas más de lo que indica su fecha de caducidad.
  • Los refrescos -como bebidas muy populares- están entre los más afectados por estas falsas fábulas: que tienen más calorías que las que en realidad tienen, que el gas engorda, que eliminan el óxido, desatascan tuberías o hacen desaparecer la carne, encabezan el ranking de los más difundidos.
  • El desconocimiento favorece los bulos. Por eso, coincidiendo con que se celebran 175 años de las primeras bebidas refrescantes en España, ANFABRA ha elaborado un estudio para conocer la percepción sobre estos mitos. A partir de las conclusiones se creará un cómic en el que, de forma amena, se mostrará la realidad. Fran Refrescante, “El Agente Secante”, y Nishita Reseca serán sus protagonistas.

Que Elvis Preysler está vivo, que hay caimanes en las alcantarillas de Nueva York, que los refrescos desatascan tuberías, que hacen desaparecer la carne o que tomados con aspirina “colocan”, que Walt Disney fue criogenizado y permanece en una cámara a la espera de ser descongelado o que hay una chica que se aparece a los viajeros en una curva. ¿Quién no los ha oído alguna vez?

Todas estas ficciones, leyendas urbanas y mitos, tienen un común denominador: se refieren a personajes o productos muy populares y, con el tiempo y la aportación de muchos, se van adaptando y se les van añadido nuevos elementos. Afectan a todos los campos, desde la historia, la política o la sociedad. Otras tienen que ver con la salud. Desde tiempos inmemoriables, los alimentos y bebidas también se han visto afectados por mitos sin fundamento que pueden confundir y crear prejuicios. Ejemplos de falsas ideas son que comer fruta de postre engorda, que los productos light adelgazan o que una bebida con gas engorda más que una sin gas.

Está claro que todos hemos oído este tipo de afirmaciones. Pero, ¿nos las creemos? La respuesta es sí. Esta es la principal conclusión del “Estudio sobre mitos y leyendas urbanas” elaborado por ANFABRA, la Asociación que agrupa a la industria de las bebidas refrescantes en España.

A lo largo de su historia, los refrescos, al ser unos de los productos más populares en todo el mundo, también han sido víctimas de falsos mitos y leyendas urbanas. De hecho, se encuentran entre los más afectados por las fábulas: que tienen más calorías de las que en realidad tienen, que los refrescos light siguen teniendo muchas calorías, que un refresco de cola afloja tornillos oxidados, etc.

175 años de “refrescantes” leyendas

Por eso, y coincidiendo con que se celebran los 175 años de la fabricación de las primeras bebidas refrescantes en España, ANFABRA ha querido hacer un repaso por todos los que, históricamente, han afectado al sector y aprovechar este aniversario para mostrar la realidad de todos ellos. Con este objetivo, se ha elaborado un estudio sociológico a partir de 2.000 entrevistas realizadas por toda España por la empresa de estudios de mercado TNS. En él se pone de manifiesto cuáles son los más difundidos, así como las actitudes que tiene la población ante ellos.

El desconocimiento y la falta información contrastada son algunos de los motivos por los que mitos y leyendas tienen tanta aceptación. En el caso de los refrescos, y partiendo de los datos del estudio, ANFABRA editará un cómic en el que se recogen estas leyendas y se darán las respuestas de una forma sencilla y amena, mostrando la realidad de estas fábulas. Los personajes –que se han presentado hoy junto con los resultados del estudio- responden al perfil de héroes y villanos, frecuente también a lo largo de la propia historia de la mitología o los seriales de ciencia ficción.

Fran Refrescante, “El Agente Secante”, que trabaja par una Asociación secreta y muy refrescante, como representante del bien y en busca siempre de la verdad se enfrentará a la pérfida Nishita Reseca, cabecilla de una poderosa organización dedicada a difundir bulos sobre los refrescos. El grupo, movido por las fuerzas del mal, se aprovecha de Internet, ya que cuentan con potentes “ciberarmas de rumorología masiva” capaces de difundir en menos de un minuto y a miles de personas toda clase de bulos sobre los refrescos. Pero el “Agente Secante”, al servicio de su Asociación, impedirá que el “lado secante” se salga con la suya.

Los amigos de los amigos del rumor”

Los mitos y leyendas tienen su origen en el desconocimiento que lleva a dar crédito a todo tipo de rumores que oímos o nos cuentan. Junto con el “boca a boca”, en la actualidad, Internet ha supuesto una vía aún más rápida y masiva para difundirlos. Esto también se corrobora en el Estudio. A la pregunta de cómo han tenido conocimiento de estos temas, el 85% responde que a través de conocidos, un 35% por los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión) y un 15% por Internet, porcentaje que aumenta en los menores de 35 años.

En ocasiones, cuando más inverosímil es el tema más puede llamar la atención y difundirse. Según el estudio, la mayoría de los encuestados no sólo ha oído estas historias sino que, por ejemplo, un tercio cree que Walt Disney está congelado o que el subsuelo de Nueva York está lleno de caimanes.

Muchos de estos temas son anecdóticos, el problema es que, además, hay otros que afectan a la salud. Por eso, llama la atención el altísimo porcentaje que, según el estudio, tiene ideas falsas que, además, pueden poner en riesgo su propia salud. De entre ellas, destaca que el 81% piensa que la fecha de caducidad de los alimentos está pensada para que puedan ser consumidos semanas después, con los riesgos para la salud que esto puede implicar. Otro ejemplo es el hecho de que los aditivos, que son de los ingredientes más controlados por las Autoridades sanitarias, se perciben por un 75% de la población como poco seguros. También son prejuicios sin fundamento el pensar que mezclar hidratos de carbono y proteínas engorda (60%), que el azúcar tiene más calorías que el alcohol (54%) o que las grasas (44%) o que sólo por optar por productos light se adelgaza (19%).

El ranking de los falsos mitos de los refrescos

Al analizar los falsos mitos y leyendas que afectan a los refrescos, el ranking estaría encabezado por las calorías, ya que el 93% cree que tienen más que las que en realidad tienen y sitúan su aporte energético muy por encima de otros alimentos o bebidas con similar o mayor aporte energético (como por ejemplo una manzana o un zumo). Llama especialmente la atención que el 76% crea que pueden llevar ingredientes no autorizados porque de ser así no se pasarían los rigurosos controles sanitarios y las Autoridades de España y de todo el mundo, que actúan coordinadamente, no permitirían su venta. También destaca que el 72% cree que el gas engorda cuando en realidad el anhídrido carbónico es un gas sin aporte energético, presente en la naturaleza y que se utiliza para potenciar el sabor y otras cualidades organolépticas a las bebidas.

Hay otros que acaban siendo mitos porque resultan difíciles de creer. Es el caso de los refrescos light que no tienen calorías. Sin embargo, el 83% cree que tienen más de las que tienen y apenas un 9% da crédito a que se reduzca su aporte energético a casi cero.

Respecto a otras falsas leyendas urbanas sin fundamento científico, destaca que quitan el óxido de los metales (75%), que deshacen un filete (63%), que los primeros refrescos de cola tenían cocaína (62%), que desatascan tuberías (55%), que tomados con aspirina “colocan” (48%).

Hombres, catalanes, canarios y madrileños los más crédulos

Existen algunas diferencias en cuanto a las percepciones dependiendo del sexo (hombre o mujer), la edad o la procedencia geográfica. Así, los resultados revelan que los hombres están peor informados que las mujeres y, además, dan más credibilidad a los rumores. Lo mismo pasa con los mayores de 65 años. Respecto a las vías de difusión de estos mitos, en los menores de 35 años se detecta una creciente influencia de Internet en la difusión de estas fábulas, mientras que a mayor edad sigue primando el “boca a boca”.

Por zonas, catalanes, canarios y madrileños son los más crédulos. En cambio en el norte – vascos, navarros y gallegos- si bien también creen muchas leyendas, lo hacen en un porcentaje menor.

Algunas verdades

Según revela el estudio, a pesar del gran desconocimiento en torno a las bebidas refrescantes, hay algunas propiedades reales de los refrescos que sí son conocidas. Por ejemplo, es curioso que si bien la mayoría cree erróneamente que el gas engorda, el 90% también es consciente de que tiene un “efecto saciante” lo que, para los especialistas, puede ayudar a controlar la cantidad de alimentos que se ingieren.

Uno de los aspectos más destacados para 9 de cada 10 entrevistados, es que ayudan a recuperarse en momentos de decaimiento o falta de energía. En este sentido, destacan ejemplos como después de donar sangre o al conducir. Un 88% también destaca la capacidad de hidratar con un buen sabor.

Por último, cabe destacar que más del 80% sí cree otra realidad: que las primeras bebidas refrescantes se elaboraban en las farmacias y en algunos hospitales y se utilizaban para tratar distintas afecciones. En España se cumplen 175 años de ese hecho histórico. Los sifones, gaseosas, sodas y otras bebidas con gas se empezaron a fabricar en las boticas de la época aunque pronto se harían populares por su sabor. Después llegarían otros sabores: de naranja, limón, cola, bitter, tónica, los refrescos sin gas, los light, etc. Todo ello hasta llegar a nuestros días en que la gran variedad de productos es la principal característica del sector.

Eolo Comunicación

Author Eolo Comunicación

More posts by Eolo Comunicación

Join the discussion One Comment

  • OMAR dice:

    CREO QUE ESTE TIPO DE HISTORIAS, EN EL CASO MUY PARTICULAR DE LAS BEBIDAS, SON CREADAS Y DIFUNDIDAS, LA MAYORIA DE LA VECES, CON EL UNICO FIN DE PERJUDICAR A LA EMPRESAS O INDUSTRIAS FABRICANTES. BASICAMENTE ESTAS FALZAS INFORMACIÓNES SON ORQUESTADAS EN LABORATORIOS ESPECIALIZADOS PARA TALES FINES POR UN GRUPO DE EXPERTOS EN LA MATERIA, QUIENES SON CONTRATADOS POR UNA EMPRESA O CORPORACION, RIVAL EN LA COMPETENCIA DE MERCADO. UNA VEZ CREADA LA INFORMACIÓN, ESTA ES DIFUNDIDA DE MANERA SISTEMATEMATICA Y ESTRATEGICA EN LA POBLACION HASTA TRANSFORMARSE EN UN MITO URBANO O LEYENDA URBANA. ESTE TIPO DE MITOS REPERCUTE TANTO QUE TERMINA TENIENDO, ALGUNAS VECES, UN IMPACTO IMPORTANTE EN LA VENTAS DE LA BEBIDA.. POR EJEMPLO: HACE MUCHOS AÑOS EN VENEZUELA, MI PAIS, SE CORRIO LA NOTICIA SOBRE LA MUERTE DE UN TRABAJADOR EN UNA SUPER CONOCIDA MNDIALMENTE…MARCA DE BEBIDA. EL HOMBRE SUPUESTAMENTE HABIA CAIDO EN LOS TANQUES DE ALMACENAMIENTO Y POR NO SABER NADAR SE HABRIA AHOGADO…FUE ENCONTRADO SEMANAS DESPUES YA EN ESTADO AVANZADO DE DESCOMPOSICION..EL RESTO YA LO SABEM.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies