Salud

Cómo disfrutar de una Navidad saludable

By 14 diciembre, 2012 No Comments

Uno de los propósitos más comunes que nos hacemos cada Año Nuevo es cuidarnos más. Esto se debe en parte al atracón del cual muchas veces no podemos escapar en tan señaladas fechas por la afluencia de comidas y cenas con familia y amigos, y la proliferación de turrones, mazapanes, peladillas y otros dulces en cada esquina.

Con el objetivo de terminar el año esquivando esos kilos de más y empezarlo sin el propósito de tener que adelgazar, Nutrición Center, multinacional dedicada al asesoramiento nutricional en farmacias, propone una serie de consejos que harán de las Navidades unas fechas entrañables a la par que saludables:

Comidas Navideñas:
Planificar con antelación el menú a seguir durante las Navidades nos permite controlar los excesos, porque es al improvisar cuando se opta por ingerir alimentos menos saludables. También hay que intentar no excederse durante todo el periodo navideño comprendido entre el 24 de diciembre y el 6 de enero: salvo en las fechas señaladas, conviene llevar una dieta común y saludable. Por ello Nutrición Center propone una selección de platos sabrosos a la par que saludables que se pueden ver a través de su canal www.dietachannel.com

– Entrantes: Crema de marisco, Sopa de ajo con huevo, Surtido de pescados ahumados y Tostadas con gulas y setas.
– Primeros platos: Timbal de verduras con Corona del rey Melchor, Ensalada templada de pulpo navideño, Almejas en Salsa Verde y Salteado de chipirones con champiñones y langostinos.
– Segundos platos: Magret de pato con puré de manzana, Salmón al papillot sobre pesebre de verduritas, Rulos de lubina con trigueros y Pollo relleno de pavo a la miel.
Postres: Peras de Navidad al vino tinto, Brochetas de frutas con chocolate y Bombones de yogur con hilos de chocolate, además de multi-infusiones para pasar mejor las digestiones de Reyes.

Al comprar los ingredientes para las comidas con tiempo, podremos librarnos de colas interminables, del encarecimiento de los precios o el agotamiento de existencias debido a las fechas. Además, la congelación de ciertos alimentos previo a su consumo como en el caso del pescado es muy recomendable, hasta el punto de que las autoridades sanitarias lo recomiendan.

Para las cenas de Nochebuena y Nochevieja lo ideal es desayunar fuerte, de manera equilibrada y completa, realizar una comida ligera y consumir algún lácteo o alguna fruta antes de llegar a la cena para poder disfrutar sin remordimientos, comiendo de todo pero en pequeñas cantidades.

Actividad:
Mantener el ejercicio es importante para compensar las calorías extra que se consumen en las comidas navideñas. No es necesario llevar el mismo régimen de todos los días ni pasarse 3 horas en el gimnasio, pero tampoco hay que tomarse unas vacaciones del ejercicio: con mantener el ejercicio cardio, 45 minutos 3 ó 4 veces por semana, es suficiente.

Es recomendable ponerse en manos de especialistas en estas fechas para que nos asesoren sobre la dieta que cada uno necesita atendiendo a sus cualidades y necesidades. Así estaremos consumiendo exactamente lo que nuestro cuerpo necesita y no privándonos de más.

También hay que intentar moderar el consumo de alcohol en la medida de lo posible, puesto que cada gramo de alcohol que ingerimos aporta 7kcal, y a largo plazo puede producir también daño hepático y dislipidemias.

Trucos:
Siempre hay que evitar elaborar o encargar un exceso de comida: el truco es multiplicar por el número de comensales la cantidad que nos serviríamos nosotros mismos. En el caso de que haya demasiados alimentos no hay que intentar comérselo todo, sino dejar los cubiertos cuando estemos llenos. Los anfitriones deben también evitar sacar todos los platos muy de seguido, hay que dejar un espacio de tiempo amplio entre unos platos y otros para tener tiempo de saciarnos antes de comérnoslo todo.

En el caso de que a pesar de haberlo intentado hayamos picado un poco de más, existen complementos alimenticios para compensar los excesos navideños con propiedades depurativas, diuréticas y para absorber las grasas de los alimentos. Ente ellos destacan el Captagras 100, comprimidos que tomados antes de las comidas absorben la grasa de los alimentos bloqueando su asimilación, y el YNC-25, un producto natural compuesto por proteínas extraídas de la judía blanca que bloquea en un 66% la asimilación de las calorías procedentes de los hidratos de carbono.

Por último, las sobras navideñas pueden aprovecharse si evitamos empacharnos hasta acabarlas. Pueden almacenarse en tuppers y conservarse en el congelador para darle una alegría al paladar en épocas más críticas como la famosa “cuesta de enero”.

Eolo Comunicación

Author Eolo Comunicación

More posts by Eolo Comunicación

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies