Economía

2021, el año de las criptomonedas

By 9 febrero, 2022 No Comments

Nuestro cliente Emanuele Giusto Kantfish, autor del libro Crypto Jungla. El Low Cost Llega a las Finanzas, ha hecho un análisis sobre por qué ha sido en el año 2021 cuando las criptomonedas han alcanzado su máximo histórico. Durante el mes de diciembre celebramos un desayuno con medios de comunicación para presentar los datos de su investigación.

Durante el último año, un alto número de inversores particulares, grandes instituciones, bancos, y estados han querido formar parte de la llamada revolución crypto. Emanuel Giusto Kantfish, periodista y autor, ha hecho un análisis social para identificar los factores que han facilitado que el 2021 sea el año de las criptomonedas. Durante el mes de diciembre del pasado año, celebramos un desayuno con los medios de comunicación en el que Kantfish expuso su análisis a los periodistas y presentó todos los datos y conclusiones encontradas tras su investigación.

Con el paso del tiempo, “muchas personas han entendido que conviene invertir en bitcoin y en el mundo crypto porque ha demostrado su solidez y sus ventajas”, subraya Emanuele Giusto Kantfish. El bitcoin se ha considerado cada vez más como “una fuerte reserva de valor y se han despejado todas las capciosas dudas sobre sus usos fraudulentos”, destaca Kantfish.

Este aumento de la inversión viene marcado por las características del bitcoin, “un bien por su naturaleza no inflacionario y no manipulable, por lo que ante las perspectivas negras de la situación económica global en lo que a inflación se refiere, el bitcoin ha sido visto por grandes y pequeños inversores como un refugio de valor”, asegura Kantfish. Para el autor, ante el descontento generalizado, el mundo crypto representa una alternativa, una esperanza para el sistema actual. Esta falta de esperanza ante el panorama económico actual es una de las razones, según el experto en criptomonedas, por las que la moneda digital ha llegado a su punto álgido durante el pasado año.

 

Confinamiento, un detonante para el cambio

Estudios de la Business School de Texas certifican que un gran número de personas se ha replanteado su vida tras el lockdown vivido por causa de la crisis del coronavirus. La sociedad y organización colectiva actual “están llegando al borde de la ruptura”, reconoce Kantfish. Las criptomonedas llegan como una alternativa descentralizada, sin dueños ni intermediarios que fomenta la inversión democrática, sin fronteras, transparente y que redistribuye y multiplica el valor. Este cambio es, además, una “revolución generacional”, destaca el autor, ya que “son los jóvenes quienes más están apostando por esta nueva vía”.

Mediante la generalización de elementos como los DeFi y otras aplicaciones y usos diversos de la tecnología blockchain, “el mundo crypto ha ofrecido un sistema válido y eficaz para prácticamente todos los aspectos de nuestra vida; y es allí donde “reside una parte importante de la revolución”, afirma Kantfish. El fenómeno crypto, “no es solo inversión y especulación, es un cambio de mentalidad, de herramientas para crear una nueva manera de vivir colectiva e individualmente”, declara. El mundo Dao es un ejemplo. La nueva organización de las sociedades, de las LCC. Un sistema que se está consolidando también jurídicamente que distribuye la responsabilidad, las decisiones y los beneficios entre los inversores.

 

La unión de las grandes instituciones como elemento estabilizador

Si hay algo que ha caracterizado el año 2021 en relación con el mercado de las criptomonedas es la inclusión de las grandes instituciones, bancos, e incluso algunos estados como inversores de la moneda digital. Estos nuevos actores aportan “estabilidad y una mayor seguridad al mercado”, comenta el autor. Las grandes instituciones reducen las maniobras de manipulación y tienen además un gran peso “para acelerar la tan necesitada regulación de este mercado”, asegura Kantfish. Estos grandes inversores son, además, una muestra de apoyo y fiabilidad que atrae a otras grandes instituciones y convence al pequeño inversor.

 

Ethereum, la reina de la foresta

Aunque Bitcoin continúa siendo “el rey de la foresta, el motor, el invento originario”, durante los últimos años, sobre todo en el año 2021, se ha perfeccionado el sistema y se han añadido nuevos actores y formas de inversión. Un ejemplo de ello es Ethereum, creada como “una blockchain2.0, por así decirlo, que ha supuesto un avance o invento similar a Internet o a la imprenta; una mejora técnica y conceptual que ha puesto las bases reales de la revolución”, comenta el autor. Ethereum crea un nuevo Internet basado en contratos inteligentes que llevan “las características de descentralización, democratización, transparencia e irrevocabilidad e incorruptibilidad a cualquier sector que uno pueda imaginar”, ratifica Kantfish. De esta forma, “la riqueza se distribuye y el valor se multiplica” continúa.

 

El futuro de las criptomonedas

Las criptomonedas son, según señala Emanuele Giusto Kantfish, un anticuerpo para el virus que ha corroído el sistema actual. La inversión en moneda digital ha permitido que pequeños inversores tengan acceso a un mundo nuevo para su inversión y ahorro democratizando el acceso a la rentabilidad y “abriendo las finanzas a quienes hasta ahora no tenían acceso ni a una cuenta en el banco”.

Eolo Comunicación

Author Eolo Comunicación

More posts by Eolo Comunicación

Leave a Reply